6 de junio +Santoral
San Norberto, Obispo y Confesor. De familia emparentada con los Emperadores, pasó su juventud, según sus palabras, “como ciudadano de Babilonia, esclavo del placer y prisionero de sus caprichos”. Un rayo que casi lo fulmina lo llevó a la conversión. Después de dedicarse a la predicación, fundó los Canónigos Regulares Premostratenses. Electo Obispo de Magdeburgo, fue un ejemplo de verdadero pastor de almas.
  Devociones marianas en el mundo

jul2002

Artículo de portada
La Mamacha Carmen de Paucartambo
La belleza de esta imagen es sencillamente extraordinaria, así como la del Niño Jesús, que en alegre expresión infantil descansa sobre su brazo izquierdo. El color marrón oscuro del hábito carmelita, una capa amplia y mantilla blancas, con bordados de hilos de oro y plata, contrastan con la hermosura de su delicado rostro y expresión...

Leer artículo

Página Mariana
La Mamacha Carmen de Paucartambo
La belleza de esta imagen es sencillamente extraordinaria, así como la del Niño Jesús, que en alegre expresión infantil descansa sobre su brazo izquierdo. El color marrón oscuro del hábito carmelita, una capa amplia y mantilla blancas, con bordados de hilos de oro y plata, contrastan con la hermosura de su delicado rostro y expresión...

Leer artículo

Lectura Espiritual
La espiritualidad vigorosa de San Ignacio de Loyola
Muchos de nuestros lectores podrían imaginar que de la pluma de San Ignacio haya salido una literatura tan magnífica como su admirable obra, consubstanciada en la Compañía de Jesús — uno de los pilares de la Contra-Reforma Católica...

Leer artículo

Vidas de Santos
San Francisco Solano
De temperamento pacífico y bondadoso, atraía a todos por su modestia y suavidad. Pero estaba dotado de una voluntad de hierro y de gran determinación. Frecuentaba asiduamente los sacramentos y procuraba domar los malos impulsos de la carne por medio de la oración y rigurosa penitencia...

Leer artículo

La Palabra del Sacerdote
¿Dios atiende todas las gracias que pedimos?
Dios es fiel a sus promesas. Ahora bien, Dios prometió atender nuestras oraciones; luego, las atenderá infaliblemente. Sin embargo, Dios no estableció plazos para darnos lo que pedimos...

Leer artículo







Promovido por la Asociación Santo Tomás de Aquino