Palabras del Director Nº 175 - Julio de 2016 – Año XV

Estimados amigos:

Les invito a emprender en este número un viaje al corazón de la vieja Europa.

Los atractivos de Francia son innumerables, no en vano esa nación lleva el glorioso título de “hija primogénita de la Iglesia”. Y aunque no siempre marchó de la mano de Dios, hasta todo lo contrario, su territorio está cubierto de lugares maravillosos adonde peregrinar, de monumentos a los santos que perfumaron su historia, de santuarios dedicados a las más célebres apariciones e imágenes milagrosas de la Virgen María.

La Virgen Negra de París es una de ellas. Su devoción ha estado presente durante las guerras de religión y las arbitrariedades de la Revolución Francesa. Pero también en los terribles conflictos del alma, de santos y de pecadores, de notables y de desconocidos. En la sección Página Mariana nuestro colaborador Valdis Grinsteins nos ilustrará ampliamente al respecto.

Del mismo modo, Gabriel J. Wilson, para la sección
Esplendores de la Cristiandad , nos hablará con mucha poesía de una región al noroeste de París: Normandía. Su historia, sus acantilados, su belleza y su arquitectura. Sobre todo de la famosa abadía benedictina de SaintPierre de Jumièges y del atractivo que hoy especialmente despiertan sus ruinas.

Al regresar, haremos una corta escala en el Brasil. En la sección Vidas de Santos , Plinio María Solimeo nos tiene preparada la historia de sus 40 mártires, valientes y ejemplares jesuitas españoles y portugueses que derramaron su sangre por la fe y las misiones, antes de pisar suelo americano.

Y al final, sacaremos de nuestro viejo baúl de los tesoros un artículo de Ambientes Costumbres Civilizaciones , con provechosas reflexiones del maestro Plinio Corrêa de Oliveira sobre las admirables palmeras imperiales.

Esperando que todas estas lecturas sean de su mayor agrado me despido.

En Jesús y María,

El Director

Palmeras imperiales Un lazo sutil del espíritu maligno
Un lazo sutil del espíritu maligno
Palmeras imperiales



Tesoros de la Fe N°175 julio 2016


La Virgen Negra de París Nuestra Señora de la Buena Liberación
Nº 175 - Julio de 2016 – Año XV Un lazo sutil del espíritu maligno Ola de profanaciones en Chile La fuerza y la belleza de una ruina La Virgen Negra de París La resurrección de Lázaro Los 40 mártires del Brasil: Beato Ignacio de Azevedo y compañeros Inquietudes sobre el ángel de la guarda Palmeras imperiales



 Artículos relacionados
La cultura de la intemperancia: la Cultura Pop LO QUE CARACTERIZA cada vez más al hombre promedio actual es que ya no puede ordenar su vida, su actividad y su voluntad según una jerarquía de valores y principios eternos, dejándose, por el contrario, llevar como una pluma al viento por el espíritu de la época, por las corrientes de la moda, por los anuncios en los medios de comunicación social y por la propaganda política. ...

Leer artículo

Nuestra Señora del “Grand Retour” En el año 636, una pequeña embarcación sin velas, remos y marineros flotaba dentro del puerto de Boulogne-sur-Mer, una encantadora ciudad portuaria en el canal de la Mancha, al norte de Francia...

Leer artículo

El Evangelio de Judas y el proceso de “autodemolición” en la Iglesia La noticia sobre un viejo papiro de 1700 años dio la vuelta al mundo con gran orquestación publicitaria, sobre todo en abril pasado. Su contenido es tan ofensivo como falso: ¡Judas habría sido el discípulo perfecto del Redentor!...

Leer artículo

La Virgen de los Ermitaños de Einsiedeln ¿Cómo explicar que el santuario mariano que recibe al mayor número de peregrinos de Suiza —y uno de los más visitados de todos los países de lengua alemana— esté dedicado a Nuestra Señora de los Ermitaños?...

Leer artículo

La misericordia de Dios y la intercesión de los santos Oí hablar de un gran criminal que acababa de ser condenado a muerte por unos crímenes horribles. Todo hacía pensar que moriría impenitente. Yo quise evitar a toda costa que cayese en el infierno, y para conseguirlo empleé todos los medios imaginables...

Leer artículo





Promovido por la Asociación Santo Tomás de Aquino