Palabras del Director Nº 175 - Julio de 2016 – Año XV

Estimados amigos:

Les invito a emprender en este número un viaje al corazón de la vieja Europa.

Los atractivos de Francia son innumerables, no en vano esa nación lleva el glorioso título de “hija primogénita de la Iglesia”. Y aunque no siempre marchó de la mano de Dios, hasta todo lo contrario, su territorio está cubierto de lugares maravillosos adonde peregrinar, de monumentos a los santos que perfumaron su historia, de santuarios dedicados a las más célebres apariciones e imágenes milagrosas de la Virgen María.

La Virgen Negra de París es una de ellas. Su devoción ha estado presente durante las guerras de religión y las arbitrariedades de la Revolución Francesa. Pero también en los terribles conflictos del alma, de santos y de pecadores, de notables y de desconocidos. En la sección Página Mariana nuestro colaborador Valdis Grinsteins nos ilustrará ampliamente al respecto.

Del mismo modo, Gabriel J. Wilson, para la sección
Esplendores de la Cristiandad , nos hablará con mucha poesía de una región al noroeste de París: Normandía. Su historia, sus acantilados, su belleza y su arquitectura. Sobre todo de la famosa abadía benedictina de SaintPierre de Jumièges y del atractivo que hoy especialmente despiertan sus ruinas.

Al regresar, haremos una corta escala en el Brasil. En la sección Vidas de Santos , Plinio María Solimeo nos tiene preparada la historia de sus 40 mártires, valientes y ejemplares jesuitas españoles y portugueses que derramaron su sangre por la fe y las misiones, antes de pisar suelo americano.

Y al final, sacaremos de nuestro viejo baúl de los tesoros un artículo de Ambientes Costumbres Civilizaciones , con provechosas reflexiones del maestro Plinio Corrêa de Oliveira sobre las admirables palmeras imperiales.

Esperando que todas estas lecturas sean de su mayor agrado me despido.

En Jesús y María,

El Director

Palmeras imperiales Un lazo sutil del espíritu maligno
Un lazo sutil del espíritu maligno
Palmeras imperiales



Tesoros de la Fe N°175 julio 2016


La Virgen Negra de París Nuestra Señora de la Buena Liberación
Nº 175 - Julio de 2016 – Año XV Un lazo sutil del espíritu maligno Ola de profanaciones en Chile La fuerza y la belleza de una ruina La Virgen Negra de París La resurrección de Lázaro Los 40 mártires del Brasil: Beato Ignacio de Azevedo y compañeros Inquietudes sobre el ángel de la guarda Palmeras imperiales



 Artículos relacionados
La revolución sexual destruye la familia - III Con la presente entrega concluimos este estudio sobre la revolución sexual en curso. Veremos a continuación qué es lo que se esconde por detrás de la ideología de género, así como la concepción evolucionista de los llamados derechos humanos...

Leer artículo

Subiaco, la gruta de san Benito Las fotos nos presentan una vista actual del lugar de la famosa gruta en la que san Benito vivió durante muchos años en la soledad. Este lugar tan bendecido fue el punto de partida de la civilización cristiana, mientras ella florecía en Europa occidental...

Leer artículo

Multiplicación de los panes y curaciones Cierto día, entrando Jesús en la ciudad de Naím, encontró una gran multitud que acompañaba a la sepultura a un difunto. Era este un joven, hijo único de madre viuda, la cual seguía al féretro llorando sin consuelo, y le acompañaban otras personas. Jesús se compadeció de ella y le dijo: —“No llores”. Y acercándose al ataúd, detuvo a los que lo llevaban, los cuales se pararon y lo pusieron en el suelo. Entonces el Salvador exclamó en voz alta: —“Te mando, joven, que te levantes”...

Leer artículo

El Islam y el suicidio de Occidente El Islam está a la orden del día. Por eso juzgamos oportuno ofrecer a nuestros lectores una entrevista a nuestro colaborador Luis Sergio Solimeo, que acaba de publicar en los Estados Unidos un libro sobre el Islam, en el que trata de su actual expansión en Occidente, sus doctrinas y su origen...

Leer artículo

Fidelidad a la palabra de Jesucristo Casado sólo por lo civil no se divorció y se casa nuevamente. — Catecismo 1650. Si la persona se casó sólo por lo civil, se divorció y contrajo una nueva unión, no puede casarse por la Iglesia. Muchas personas se casan sólo por lo civil, para evitar la indisolubilidad en el caso de que ‘no resulte’. Aunque no sea matrimonio hubo un enlace, una unión con derechos y deberes...

Leer artículo





Promovido por la Asociación Santo Tomás de Aquino