Santoral
Santa María Madre de Dios
Antiguamente, Circuncisión del Niño Jesús
Fecha Santoral Enero 1 Nombre María
Página Mariana Santa María Madre de Dios

 

Virgen con el Niño, Bernardo Bitti, siglo XVI — Iglesia de la Compañía, Arequipa

 

 

El primer día del año, en la octava de Navidad, la Santa Iglesia conmemora la fiesta litúrgica de María Santísima, Madre de Dios, para reafirmar la legitimidad de aquel supremo título.

En el siglo V, el hereje Nestorio se atrevió a decir que María no era Madre de Dios (Theotokos), sino apenas Cristotokos (madre de Cristo, persona humana). Debido a esa injuria, los católicos del mundo entero protestaron y pidieron una reparación. Obispos de diversos países se reunieron en concilio en la ciudad de Éfeso el año 431, condenando las ideas del impío Nestorio. Declararon entonces solemnemente este punto central del misterio de la Encarnación:

“La Virgen María es Madre de Dios, porque su Hijo, Cristo, es Dios”. Acompañados por toda una multitud de la ciudad, que los rodeaba llevando antorchas encendidas, hicieron una gran procesión cantando: “Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén” — jaculatoria que fue añadida por la Iglesia en la oración del “Avemaría”.

Al Perú le cabe la honra de haber designado al departamento selvático de Madre de Dios, con ese piadoso y categórico nombre.     



La santidad de la madre Octavo Mandamiento de la Ley de Dios: No dirás falso testimonio ni mentirás
Octavo Mandamiento de la Ley de Dios: No dirás falso testimonio ni mentirás
La santidad de la madre



Tesoros de la Fe N°49 enero 2006


Santa María, Madre de Dios
Mensaje ocultista anticatólico en «El Código Da Vinci» La santidad de la madre Santa María Madre de Dios Octavo Mandamiento No dirás falso testimonio ni mentirás Santa Jacinta de Mariscotti El ideal de la santidad



 Artículos relacionados
Santa María de Begoña Según la más antigua y venerable tradición —transmitida reverentemente de padres a hijos— la imagen de Santa María de Begoña, que se venera en la colina de Artagan, colindante con la villa de Bilbao, en el señorío de Vizcaya, fue hallada en época inmemorial sobre una encina en aquel preciso lugar...

Leer artículo

Nuestra Señora de Gietrzwald y el poder de la oración Tenemos en nuestras manos el poder de cambiar muchas cosas, rezando diariamente el rosario. Una aparición de la Santísima Virgen en Polonia nos da un ejemplo de ello...

Leer artículo

Nuestra Señora de Donglü UN CATÓLICO mexicano que no tenga devoción a Nuestra Señora de Guadalupe, o uno argentino que no sea devoto de la Virgen de Luján, tiene indudablemente una carencia. ¿Por qué? Porque la historia de sus países, en lo que tiene de más profundo, está estrechamente vinculada a ellas...

Leer artículo

La Virgen de los Necesitados En la mayoría de los casos, las personas que recurren a la Santísima Virgen lo hacen implorando su auxilio por ocasión de una enfermedad, pérdida del empleo, deseo de conversión, etc. Muchos, no obstante, se olvidan de pedir por aquellos que más necesitan de la ayuda de María Santísima: los que no le piden nada...

Leer artículo

Nuestra Señora de Loreto Según una piadosa tradición, la Santa Casa donde se operó la Encarnación del Verbo y vivió la Sagrada Familia se trasladó por los aires en el siglo XIII, desde Tierra Santa hasta Italia, para no caer en las manos de los mahometanos. Milagros confirmaron la autenticidad de esta preciosa reliquia...

Leer artículo





Promovido por la Asociación Santo Tomás de Aquino