Plinio Corrêa de Oliveira El amor materno; sublimidad del género humano

Santa Gianna Beretta Molla (1922-1962), modelo de madre heroica, que prefirió sacrificar la propia vida a ceder al horrendo crimen del aborto


Como un homenaje a nuestras madres, trascribimos algunos pensamientos escogidos del Prof. Plinio Corrêa de Oliveira, recogidos por Leo Daniele en su obra «En busca de almas con alma», publicada en 1998.


En el orden personal, la Providencia dispuso que en el convivir humano exista una afinidad y una amistad que, salvo excepciones, es mayor que todas las demás: es entre hijo y madre.

Esta afinidad madre-hijo no tiene similitud en nada, a no ser en su modelo perfectísimo, que son las relaciones de Nuestro Señor Jesucristo con la Santísima Virgen.

Éste es el arquetipo y el anhelo de todo católico en materia de amistad.

Una madre ama a su hijo cuando es bueno. No lo ama, sin embargo, sólo porque es bueno. Lo ama aún cuando es malo.

Lo ama simplemente porque es su hijo, carne de su carne y sangre de su sangre.

Lo ama generosamente, e incluso sin esperar ninguna retribución.

Lo ama en la cuna, cuando aún no tiene la capacidad de merecer el amor que le es dado.

Lo ama a lo largo de su existencia, aunque suba al pináculo de la felicidad o de la gloria, o ruede por los abismos del infortunio y hasta del crimen.

Es su hijo, y todo está dicho.

Sabemos que la bendición de la madre es una preciosa condición para que la oración del hijo sea oída, su alma sea seria y generosa, su trabajo sea honesto y fecundo, su hogar sea puro y feliz, sus luchas sean nobles y meritorias, sus venturas honradas y sus infortunios dignificantes.     



La Virgen del Rosario Mes de María
Mes de María
La Virgen del Rosario



Tesoros de la Fe N°77 mayo 2008


¡Recemos el Rosario todos los días!
La Virgen del Rosario El amor materno; sublimidad del género humano Mes de María Consideraciones sobre la oración (IV) San Pascual Bailón Juicio particular, juicio final y resurrección de los muertos ¿Todos los pueblos del Antiguo Testamento ya resucitaron? ¿Cómo será el fin de los tiempos?



 Artículos relacionados
La caridad fraterna Después de subrayar la preeminencia del apostolado para la santificación y perseverancia de los buenos, la tarea de reintegrar en la plenitud de la ley de la gracia a los católicos que abandonaron la práctica de la religión, es más importante que convertir a los infieles...

Leer artículo

Una llama de fe y coraje “Los escépticos podrán sonreír. Pero la sonrisa de los escépticos jamás consiguió detener la marcha victoriosa de los que tienen fe.” El día 3 de octubre de 1995, el Dr. Plinio Corrêa de Oliveira entregaba su admirable alma a Dios. Hombre de fe, de pensamiento, de lucha y de acción...

Leer artículo

El amor conyugal; divorcio y sentimentalismo El sentimentalismo es esencialmente frívolo. No perdona trivialidades. De manera que un modo ridículo de roncar durante el sueño, el mal aliento, cualquier otra miseria humana, en fin, puede matar inapelablemente un sentimiento romántico...

Leer artículo

La santa intransigencia En la vida de la Iglesia, la piedad es el asunto clave. Piedad bien entendida, que no sea la repetición rutinaria y estéril de fórmulas y actos de culto, sino la verdadera piedad, que es un don bajado del Cielo, capaz de, por la correspondencia del hombre, regenerar y llevar a Dios las almas, las familias, los pueblos y las civilizaciones...

Leer artículo

Mes de María Cuanto más sombrías se vuelvan las circunstancias, cuanto más agudos los dolores de toda especie, tanto más debemos pedir a la Santísima Virgen que ponga término a tanto sufrimiento, no sólo para hacer cesar así nuestro dolor, sino para mayor provecho de nuestra alma...

Leer artículo





Promovido por la Asociación Santo Tomás de Aquino