Página Mariana La salvación del mundo

por medio de las oraciones de María Santísima

Plinio Corrêa de Oliveira



Todos los teólogos concuerdan en afirmar que, si la salvación rayó para el mundo en la época del emperador Augusto, lo debemos a las oraciones omnipotentes de María, que consiguió anticipar el día del nacimiento del Mesías. Nadie puede decir cuántos años o cuántos siglos habría aún tardado la Redención, sin las oraciones de María.

No fue, por tanto, de aquellos que se agitaban en las plazas públicas o en los conciliábulos políticos para conseguir la reorganización del mundo, que ésta vino. Ella vino de la oración humilde y llena de confianza de la Virgen María, totalmente ignorada por sus contemporáneos, y viviendo una vida contemplativa y solitaria, en el pequeño rincón en donde la Providencia la hizo nacer.

Sin querer, con esto, desmerecer, por poco que sea, la vida activa, es preciso notar que fue por medio de la oración y de la contemplación, que se anticipó el momento de la Redención. Y que los beneficios que el genio de Augusto, el tino de todos los grandes políticos, generales, economistas y administradores de su tiempo no pudieron dar al mundo, Dios los dispensó por medio de María Santísima. Quien benefició más al mundo no fue quien más estudió, ni quien más actuó, sino quien más y mejor supo orar.     



* Legionario, (25-12-1938)

Consejos de un santo para educar a los hijos El valor de la amistad
El valor de la amistad
Consejos de un santo para educar a los hijos



Tesoros de la Fe N°73 enero 2008


La salvación del mundo por medio de las oraciones de María Santísima
Consejos de un santo para educar a los hijos La salvación del mundo El valor de la amistad Consideraciones sobre la oración (I) La Conversión de San Pablo El sacramento del Bautismo



 Artículos relacionados
María en el misterio de Cristo Dios Padre entregó su Unigénito al mundo solamente por medio de María. Por más ruegos que hayan elevado los profetas y santos de la antigua ley durante cuatro mil años a fin de obtener dicho tesoro, solamente María lo ha merecido...

Leer artículo

Dolores y alegrías se entrelazaron continuamente en la vida de la Madre de Dios Jesucristo fue llamado por el profeta Isaías de “Varón de Dolores”. La Pasión de Cristo fue el ápice de una secuencia enorme de dolores, que comenzaron desde el primer instante de su Ser y fueron hasta el momento en que exhaló el terrible “Todo está consumado”. La Santísima Virgen refleja en sí todo cuanto es de Nuestro Señor Jesucristo. Así, se puede afirmar que Ella fue la Dama de los Dolores...

Leer artículo

El Retrato de María No es extraño que deslumbre una Mujer revestida de sol, que tiene la luna bajo sus pies y sobre la cabeza una corona de doce estrellas. Los mismos ángeles se llenan de admiración desde el primer instante en que aparece sobre la tierra…...

Leer artículo

Recen el rosario todos los días Sobre el crecimiento de la apetencia por el rezo del Santo Rosario, el “National Catholic Register” de los EE. UU. publicó a fines de diciembre, datos sumamente reveladores: Google estima que más de un millón y medio de búsquedas mensuales incluyen el término rosario...

Leer artículo

¿Por qué celebrar los dolores de María? ¿Celebrar el dolor? Prefieren poner estas fechas de lado y celebrar sólo aquello que es alegre. Modo de pensar equivocado, pues significaría mutilar lo que la doctrina católica enseña...

Leer artículo





Promovido por la Asociación Santo Tomás de Aquino